La nueva Copa, dos zonas, clásico y VAR.

Si bien seguirá siendo considerada una copa nacional, la cantidad de participantes obliga a una reformulación de la edición que acaba de terminar. Por lo que se tomó como modelo el torneo de 2016 (30 equipos, que consagró a Lanús), con algunas modificaciones. Los clubes se dividirán en dos zonas de 13 y jugarán 13 partidos: 12 contra los de su mismo grupo y un clásico interzonal. Los emparejamientos se definirán los primeros días de febrero, una vez que estén confirmados los dos ascendidos de la Primera Nacional (ya subió Sarmiento), aunque Boca irá de un lado y River del otro, lo mismo con Independiente y Racing, con San Lorenzo y Huracán, y así con cada rivalidad: Newell’s-Rosario Central, Estudiantes-Gimnasia, Colón-Unión, Banfield-Lanús.

Será una temporada anual (en el segundo semestre de 2021 habrá un campeonato todos contra todos) sin descensos, aunque los puntos obtenidos en la fase regular (13 partidos) contarán para los promedios que volverán en 2022. Terminada esa primera fase (el 9 de mayo), los cuatro primeros de cada zona se enfrentarán en un playoff por el título de manera cruzada: 1° de la zona A vs. 4° de la B, 2° de la A vs. 3° de la B, 3° de la A vs. 2° de la B y 4° de la A vs. 1° de la B. Se eliminarán, a un solo partido, en cancha neutral, hasta llegar a la definición por el título, allá por el 30 de mayo, previo a la Copa América que organizarán Argentina y Colombia. El campeón, además, se clasificará a la Libertadores 2022.

Comparti esta nota

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *