Se cumplen 15 años del «Día del silencio».

El 3 de noviembre de 2007, Talleres se enfrentaba a Belgrano en un clásico más por la Primera B Nacional. El Pirata era local y sólo con sus hinchas ya que no estaba permitido el ingreso de público visitante.Y la T, con gol de Iván Borghello, terminó festejando en soledad ante un estadio que miraba callado. A ese partido, lo bautizaron como «el día del silencio» y quedó en la historia como otra muestra de carácter y paternidad por parte de Talleres en un clásico de la mano del «Memo».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *